¿Recuerdas el popular juego mexicano Burro 16?

Aquí te lo vamos a recordar, seguramente en tu infancia te tocó ser el burro o saltarlo.

Cada número tenía una frase y orden a realizar por los participantes:


1.- Uno por mulo. Es el inicio del juego y como se va calando al burro

2.- Dos, patada y coz. Al brincar, se le da una patada en el trasero del burro y se deja caer de sentón en la espalda; si no cumple con las dos cosas, se fleta.

3.- Tres, el burro al revés. Aquí el burro se pone de frente y agachado para brincarlo.

4.- Cuatro, jamón te saco. Al brincar encima del burro, con una mano se le ‘saca el jamón’ del trasero del burro; si no lo logra hacer, se fleta.

5.- Cinco desde aquí te brinco. Desde donde salta el primero, los demás también deben hacerlo, entre más alejado del burro, mejor; si no alguien no lo logra hacer, ya sabe.

6.- Seis, al revés. Va de regreso y al brincar hay que tratar de pasar la marca que se hizo en el número cinco.

7.- Siete, te pongo mi chulo bonete. Cada persona que brinca debe dejar en la espalda del burro una prenda –un suéter, una playera- sin que se las demás se caigan; si las tira, se fleta.

8.- Ocho, te lo quito y te lo remocho con pan y bizcocho. Aquí deben regresar los que saltan, del último que pasó al primero para quitar su respectivo suéter con cuidado de no tirar los demás.

9.- Nueve copita de nieve, con sus tres sabores que son. Cada participante brinca al burro y después le dice al oído y sin que nadie escuche tres sabores de nieve; si alguno repite un sabor, le toca ponerse de burro.

10.- Diez, elevado lo es. Cuando un participante salte, el burro debe levantarse en ese momento para dificultarle e intentar que no llegue bien al otro lado, o bien, ya en una onda más intrépida, se para derecho y solo con la cabeza hacia abajo, para que lo salten por completo.

11.- Once, caballito de bronce. Después de saltar al burro, cada integrante debe quedarse quieto, evitando tocar a las otras estatuas, pues si lo hace, ¿qué creen que le pase?, pues sí, se fleta.

12.- Doce, la vieja tose. Cuando cada jugador brinca debe toser tres veces. Los otros deben repetir de forma idéntica los tosidos.

13.- Trece, el rabo te crece, en la boca de ése. Tras brincar, el jugador debe señalar a otro de los participantes que no sea el burro. Si el señalado está de babas con la bocota abierta, le toca fletarse.

14.- Catorce, la vieja cose. Cada uno que brinque debe decir: “con su cajonazo (pegándole al burro en las costillas), su pinchazo (dándole un pellizco en el lomo del burro) y su pedalazo (al caer pisándole un pie al burro). Quien no complete las tres, ya sabe.

15.- Quince, el diablo te trinche. Cual águila enterrando las garras, el que salta debe jalarle el cuero del lomo al burro, ¡ouch!

16.- Dieciséis, ¡muchachitos a correr! El burro debe contar del 16 al 1, mientras tanto los participantes deben saltarlo lo más rápido posible, pues cuando llegue al 1, el burro los perseguirá y al primero que agarre, se fleta.

¿Recuerdas lo lindo que era jugar? Sigue jugando…

 

Un poco de historia…

Burro 16 es un juego relativamente popular entre los mexicanos, una gran cantidad de personas de diferentes edades conocen este juego y saben en qué consiste, pero decimos que es relativamente popular, debido a que en algún punto de su vida, llegaron a jugar o a ver cómo lo jugaba alguien más, pero no recuerdan todas las frases, y por lo mismo, en la actualidad son pocas las personas que lo llegan a jugar como originalmente se plantea, es decir, con los 16 versos y realizando lo que cada uno indica.
Este juego es de hace ya muchos años, creemos que ya se jugaba a finales del siglo XIX, no se puede decir con precisión en qué año, ya que es muy poca la información oficial y escrita que se encuentra de este mismo juego, pero con esta poca información y la que llegamos a recopilar nosotros, podemos llegar a esa conclusión.
Realizamos una encuesta a personas de diferentes edades y contextos sociales, y con la información que conseguimos de estas encuestas, pudimos descifrar que el juego se creó y comenzó a jugarse a finales del siglo XIX, porque las personas ya grandes, mencionaron que sus familiares como sus abuelos, ya lo jugaban,

(Fuente: http://losdodecafonicos.blogspot.mx/p/historia-de-mexico.html)